Mi pequeña saltamontes

Qué duro es perder a nuestros seres queridos. Mis amigos, colegas y alumnos siempre se burlan de mí porque he tratado a mi perra no como una mascota sino como una hija, lo que ella es para nosotros en casa. La nena nos ha dado casi 12 años de felicidad. Cuando me enfermé, ella fue mi gran apoyo y gracias a ella he sobrevivido. Desde enero de este año se enfermó y en marzo le detectaron un tumor maligno que a su edad ya era incurable. Por suerte y gracias a toda la medicina moderna, desde entonces la nena ha vivido sin dolores pero sí con muchas limitaciones cada días más grandes. Desgraciadamente, el 1 de julio la nena, el ser que más amo en este mundo, mi hija, nos abandonó. Me pudo dar su último beso y se fue abrazada. Y aun me cuesta hablar de ella en pasado.

Libertarian. University professor. Columnist at Minuto30.com (Colombia), radio show Liberpraxis host and producer (Guatemala). I write in Eng, Spa & Rus here